Traductor

martes, 30 de marzo de 2010

La máquina de "dios": CERN, la torre de Babel del siglo XXI


La soberbia y la estupidez humana no tienen límites.
La denominada "Máquina de dios" (para nosotros con "d" minúscula"), ha entrado nuevamente en funcionamiento y ha logrado -según dicen- reproducir una situación similar al momento posterior a la creación del universo.
Esto nos hace acordar a la torre de Babel, torre de la soberbia del hombre que quiere llegar a los cielos y a meterse en cuestiones que están reservadas sólo para el Creador.
La máquina opera desde CERN, en el límite franco-suizo, y nos ha costado a usted y a mi (no seamos ilusos, somos nosotros los que la financiamos) aproximadamente 9000000000 de dólares.
Demás está decir que con ese dinero se podrían haber hecho gran cantidad de obras verdaderamente humanitarias.
Juntaron 3000 científicos de todo el planeta para construir la maquinaria mas sofisticada construida en la historia de la humanidad, con sus 8 Km. de diámetro y sus 27 Km. de perímetro..
Babel tuvo una intervención divina que con la simple confusión de sus idiomas desarticuló aquella iniciativa soberbia.
Es muy posible que a CERN le ocurra lo mismo.
Sin profundizar en los peligros que semejante experimento puede acarrear para el mundo entero, peligros que seguramente ninguno de los encumbrados científicos nos dirán.



Nota periodística:
El hombre busca crear de la nada como Dios y termina recreando su propio ego y siendo su propio dios, con "d" minúscula.
Así hace finalmente la voluntad de Satán: "...seréis como dioses..."


Génesis 3:4 Entonces la serpiente dijo á la mujer: No moriréis;
3:5 Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal.

¡Una pena!


Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!