Traductor

domingo, 17 de enero de 2010

Habrá terremotos

Marcos 13:8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.

Hace algunos días sacudió a todo el planeta la triste noticia del terremoto que sufrió el pueblo de Haití, en especial su capital Puerto Príncipe. Uno no puede mas que sorprenderse y estremecerse ante las imágenes que llegan desde los diferentes medios periodísticos.
Aquellos que somos creyentes y que tenemos acceso a los textos bíblicos, y sabemos que este no será el último terremoto que acontezca en la tierra también nos preguntamos porqué las cosas tienen que ser así.
La respuesta que podemos esbozar se relaciona directamente con nuestra propia maldad y pecado, la tierra está siendo devastada; y no es precisamente porque Dios así lo quiera sino porque los hombres decidimos que así sea.
Es hora de ponerse los pantalones largos y de hacernos cargo de nuestras acciones.


Apocalilpsis 11:18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

Más allá de este planteo que tiene que ver con una relación causa – efecto, que es a nuestro juicio irrefutable, hay otras diferentes teorías que entran en el terreno de la denominada "conspiranoia". Es decir de los "paranoicos" que ven -vemos- conspiraciones en todas partes.
Desde hace un tiempo en Internet se ha empezado a escuchar la teoría de armas que tienen la capacidad de provocar catástrofes tales como Tsunamis, terremotos, etc.
Es el denominado "Proyecto Haarp", al que algunos tildan de imposible ya que no pueden creer que las ansias de poder y la maldad del hombre puedan llegar tan lejos.
Desde este blog no lo tomamos como algo a todas luces cierto ya que carece de demostración empírica, es decir no tenemos pruebas irrefutables.
Pero en cuanto a las ansias de poder y la maldad de los que tienen el poder económico y político del planeta no tenemos la menor duda. En esas almas entenebrecidas por el pecado que le rinde culto al dios Mamóm (dios de las riquezas) caben los más oscuros planes.
Jesucristo nos llamó a no ser tontos en nuestra manera de pensar y a su vez a ser mansos en nuestra forma de conducirnos.

Él nos llama a ser prudentes como serpientes y mansos como palomas.
Mateo 10:16 He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.

Es decir, no estamos llamados a creer que las noticias que nos llegan son como nos las cuentan sino que detrás de éstas puede haber algo encubierto.
En primer lugar diremos que la zona en la que aconteció el terremoto es una zona de alto interés geopolítico para las superpotencias que hoy detentan el poder.
No podemos ser tan ingenuos como para pensar que USA dejará pasar la oportunidad de desembarcar con sus tropas en un lugar de tanta importancia para el control de América.

El portaaviones nuclear Carl Vinson ya está en las costas haitianas

Que Obama esté conmovido levanta por lo menos nuestras sospechas.
Si está tan conmovido por estas muertes ¿Por qué no se conmueve por las muertes de los iraquíes y de los afganos y deja de enviarles tropas para continuar una guerra absurda?
Tampoco estamos muy equivocados si pensamos que lo que se levanta aparentemente como el denominado eje del mal (Irán, Rusia, China) tiene que tener un contrapeso importante en Centroamérica; sobre todo después del paso de la flota nuclear rusa por Venezuela.

Algunos analistas lo definen de esta forma:
Iar noticias: Por Manuel Freitas

“Para EEUU la catástrofe de Haití es un polvorín, no por la amenaza que representaría un posible estallido social para su sistema de seguridad, sino por la ubicación estratégica que reviste el país devastado dentro de su dispositivo imperial de control y dominio en América Central y el Caribe. La decisión de Washington de desplegar unidades y tropas especiales y una flota nuclear (invocando "ayuda humanitaria") implica una virtual ocupación militar de Haití, entre cuyos objetivos hay uno que sobresale nítidamente: Reemplazar a los Cascos Azules de la ONU y constituirse en única autoridad militar con un control directo sobre el gobierno de Haití. En otro juego de piezas EEUU (utilizando Haití) busca afianzar su hegemonía de potencia nuclear en el Caribe y en Centroamérica con la vista fija en un objetivo de máxima: Chávez y su alianza estratégica militar con el eje Rusia-China-Irán.”


Desde este blog no descartamos que el terremoto haya sido provocado por aquellos que buscan el denominado “Choque de civilizaciones”; y que el llamado “Proyecto Haarp” haya sido el arma utilizada para provocar el mismo. Algunos prestigiosos analistas sostienen que "Haarp" está siendo utilizado para generar catástrofes y lo fundamentan con sólidos argumentos.
La maldad y las ansias de poder de estos supuestos poderosos sobran para llevar adelante este tipo de planes y otros.
Es muy posible que este proyecto sea cierto y que sea un medio más para provocar una gran conflagración mundial que tendrá su ojo de tormenta en Medio Oriente.
Israel e Irán se enfrentarán y habrá el llamado y provocado "choque de civilizaciones".
Quizás lo que estamos viendo sean los posicionamientos previos...

La aparición del anticristo será en medio de un gran caos mundial para promover una falsa paz y seguridad.



Proyecto Haarp (Videos)
Fulford contra Haarp



30 minutos antes del terremoto en China, año 2.008 (Video)


Haarp y terremotos (Video)



Éste no será el último terremoto que habrá sobre la tierra.
Más allá de todo, las Palabras de Jesús dichas hace dos mil años resuenan en nuestras mentes: "Habrá terremotos..."

"Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar." Isaías 55:6-7

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." Juan 3:16

¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!