Traductor

viernes, 26 de febrero de 2010

Tsunami de satanás

Apocalipsis, los últimos tiempos. ¿Es usted salvo de la ira venidera?




Breve introducción:
Los Tsunamis son llamados maremotos tectónicos ya que en su gran mayoría son producidos por terremotos de gran magnitud bajo la superficie acuática.
Un maremoto tectónico producido en un fondo oceánico de 5 km de profundidad removerá toda la columna de agua desde el fondo hasta la superficie.



El desplazamiento vertical puede ser tan sólo de centímetros; pero, si se produce a la suficiente profundidad, la velocidad será muy alta y la energía transmitida a la onda será enorme. Aun así, en alta mar la ola pasa casi desapercibida, ya que queda camuflada entre las olas superficiales. Sin embargo, destacan en la quietud del fondo marino, el cual se agita en toda su profundidad.
(Tomamos esta muy elemental información de Wikipedia al solo efecto de hacer una analogía con algo que según nuestro criterio está aconteciendo en el mundo hoy).

La realidad del mundo hoy se asemeja al génesis de un gran Tsunami que recaerá finalmente sobre todo el planeta.
En primer lugar diremos que lo que se ve y te muestran no es lo real, en esta era de los grandes medios de comunicación y de los entretenimientos masivos el bombardeo a nuestra mente es continuo y por diferentes vías.
Los poderes están trabajando en forma coordinada en la escalada final para establecer planes corporativos diseñados desde hace décadas.
Estos planes se establecerán desde diferentes ámbitos, a saber.

- Desde el ámbito político
- Desde el ámbito religioso
- Desde el ámbito económico

Desde estos tres espacios de poder se está generando un verdadero Tsunami que avasallará a todo el mundo en el próximo tiempo. Como vimos, una de las características del Tsunami es que quien está sobre él mar adentro no puede percibir esta realidad, pero que no la perciba no quiere decir que no exista.

En lo concerniente al ámbito político: ¿Quién a esta altura del partido puede creer que los políticos ejercen la autoridad delegada por el pueblo que los eligió por medio del voto? ¿Quién puede creer que los poderes en la democracia (poder legislativo, judicial y ejecutivo) son independientes entre sí? ¿Quién puede creer que no son títeres de las grandes corporaciones económicas?
La globalización fue la excusa que han puesto (usando una palabra dual y engañosa) para llegar así a la concentración del poder en manos de unos pocos, pero todavía falta el golpe definitivo.

Desde el ámbito religioso esta globalización también hizo lo suyo y nos encuentra hoy con la sirena de Roma hechizando a quienes la escuchan en su búsqueda de un ecumenismo que siempre (¡Oh casualidad!) llevó a los invitados a cobijarse debajo de sus falacias y engaños. El nuevo orden mundial trae consigo un férreo ecumenismo religioso anticristiano. La globalización religiosa acompañó rítmicamente a la globalización política, pero todavía falta el golpe definitivo.

En tercer lugar y como elemento de seducción para los anteriores espacios de poder tenemos al poder económico que hizo en estas últimas dos décadas que el pez grande se comiera la pez chico, luego al mediano, y ahora en estos tiempos quedan las llamadas mega empresas de las que dependen económicamente países enteros. A principio de la década del 90 la mitad de las riquezas del mundo estaba en manos de poco más de 350 personas, sí, aunque parezca mentira. Los dueños de la mitad de las riquezas del mundo entraban en un cine, todos juntitos.

Según muchas voces que se levantan desde Internet y otros lugares de opinión que afirman que el poder político, económico y el poder religioso ha sido tomado por la masonería que querrá instalar definitivamente al falso mesías en el mundo, al anticristo.
Desde este blog adherimos a estas teorías que para algunos son mera teorías de conspiración. Dicen que son mera teoría de conspiración pero sus argumentos y sus posibles soluciones no funcionan desde hace siglos en el planeta. Maldito el hombre que confía en el hombre dice la Biblia...

Hay algo que une a estos tres poderes antes descriptos y es la tecnología, que es y será la herramienta que utilizarán para llevar a la práctica sus planes.
Un ejemplo es la idiotización masiva mediante la televisión con sus decadentes, inútiles e innecesarias programaciones. Televisión que es utilizada como medio para anestesiar; y por otro lado tenemos Internet como medio para controlar y dominar. Sumado a esto vendrá la marca de la bestia que ya han desarrollado llamada microchip subcutáneo, que servirá para tener identificado y dominado a todo aquel que la posea.

El Tsunami ya está formado y se acerca aunque a la mayoría los tienen adormecidos.
¡¡¡Despierte, porque lo que le muestran no es lo real es sólo un cartón pintado detrás del cual esconden sus verdaderos fines!!!

La globalización lleva a la más cruel concentración de poder y el último plan es establecer en el poder único de la tierra al hijo de la perdición.

Los próximos años del planeta serán testigos de un Tsunami espiritual.
Primero crearán un caos generalizado en el planeta por medio de una gran guerra de escala planetaria, habrá terror como respuesta y la excusa será el "choque de civilizaciones", habrá cambios en el clima de la tierra (quizás provocados por la misma tecnología que tienen a su alcance).
Los habitantes del planeta entero estarán desconcertados y pedirán descanso, paz y seguridad. Luego aparecerá el hijo de la perdición (el anticristo), no estamos lejos de esto.

El Tsunami espiritual ya está armado, quizás usted no lo vea porque está parado arriba del mismo.



Hay una roca sólida en donde afirmarse para resistir toda tempestad: SE LLAMA JESUCRISTO DE NAZARET.

Mateo 7: 24: "Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca....

Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!